Aranjuéz fue real sitio y villa, pues antaño era la residencia primaveral de reyes. Situada en el ancho y llano valle que forma la vega de los ríos Tajo y Jarama, en un privilegiado escenario natural, declarada Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2001. Hoy es una ciudad moderna, con una oferta cultural y deportiva de calidad y un entorno de alto interés natural. Disfrutada por miles de visitantes que cada año acuden a conocer su historia, su cultura, su gastronomía, su sublime arquitectura y sus incomparables jardines y paisajes.